lunes, 10 de septiembre de 2012

desalojan restaurante para él

Tom Cruise, conocido por su discreción, parece haber cambiado su carácter. Después de haber dejado en evidencia al DJ Connor, invitándose a una de las veladas en la que impidió que le sirvieran alcohol, tampoco se cortó un pelo a la hora de coquetear con sus amigas.Recientemente, la estrella millonaria fue incapaz de pagar la cuenta de un restaurante de Inglaterra. Tom fue al restaurante VeerDhara, y para vergüenza suya, su tarjeta AmericanExpress no fue aceptada por el sistema.Pero esto no es nada con relación al último capítulos de sus ya numerosas desventuras. En efecto, el actor de cincuenta años, tuvo la cara dura de pedir que desalojaran el restaurante, echando a todos los clientes del restaurante del hotel Forza Mare en Dobrun en Montenegro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario