lunes, 17 de septiembre de 2012

peligro de ser gay en Irak

"Vinieron y me dijeron que o dejaba de ser gay o me mataban". Estas son las declaraciones de Ahmed, un iraquí que lleva dos meses en una casa de acogida donde se refugia de las posibles represalias a las que se enfrenta por ser homosexual.Y es que en el Irak posterior a Saddam Hussein y a la invasión de Estados Unidos, ser gay e incluso parecerlo puede ser una sentencia de muerte.Es muy difícil determinar cuántos homosexuales han muerto en los llamados "crímenes de honor" a manos de sus propias familias o por parte de milicias pero, según una investigación de la BBC, los gays iraquíes son objeto de violencia sistemática y organizada y el gobierno se niega a reconocerlo.Una vez identificados, la mayoría de los gays en Irak no tienen lugar donde esconderse.Después de que el gobierno cerrara varios centros de acogida para homosexuales, sólo queda uno en Bagdad que puede albergar a tres personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario