miércoles, 28 de diciembre de 2011

Bebe deja 23 veces cada noche

Para las mayoría de las madres hacer cosquillas a sus hijos es sólo una forma de divertise, para Sanchia Norris es la única manera de mantener a su bebé con vida. A Benn se le para la respiración varias veces a lo largo de la noche y la única manera de que reaccione es moverle y hacerle cosquillas suavemente.Benn tiene un año y sufre apnea. Según informa el diario Daily Mail, al pequeño se le detiene la respiración varias veces cada noche y su madre tiene que hacerle cosquillas para que vuelva a respirar de nuevo.Sanchia duerme pegada a una alarma que le avisa cuando al pequeño se le para la respiración y tiene que ir corriendo a su habitación para despertarlo. Los médicos le aconsejaron que era suficiente con hacerle cosquillas en la barbilla, la planta de los pies o el estómago."Una noche dejó de respirar 23 veces", cuenta la madre de Benn, que nació con tan solo 24 semanas de gestación y menos de un kilo de peso. "los médicos me dijeron que era poco probable que sobreviviera"; explica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario