sábado, 17 de noviembre de 2012

Ya no quiere sexo.

La actriz estadunidense Vanessa Hudgens ha sido muy clara y tras el rodaje de la película Spring Breakers afirma que no va a volver a rodar una escena de sexo. Lo confesó en una entrevista en la revista Glow, de la que es portada en el número de invierno.Explica cómo tuvo que ganar siete kilos y cortarse el cabello para su papel de embarazada adolescente y vagabunda en Gimme Shelter. "Con tantas actrices que quieren el mismo papel, tienes que sobresalir y diferenciarte y no dejar que nadie te diga que no", cuenta Hudgens.Está claro que a pesar de tener sólo 23 años, es una mujer de armas tomar, a pesar de que no esté preparada para las escenas de sexo todavía.Cuando Vanessa Hudgens hizo su primera escena con contenido sexual, se sintió abrumada por las circunstancias. En la provocativa película, Vanessa rueda un momento íntimo no sólo con James Franco sino también con la co-protagonista de la película, Ashley Benson.Recordando el incómodo trío, cuenta en la revista "Fue horrible para mí. Le dije a mi agente que no quería volver a hacerlo nunca". En la escena, Vanessa se ve en varias posturas comprometidas en una piscina con Benson y Franco, quien interpreta a un peligroso traficante de drogas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario