jueves, 8 de noviembre de 2012

Mujer obtiene permiso legal para masturbarse en su oficina


Una mujer identificada como Ana Catarina Bezerra, quien padece de exceso de ansiedad e hipersexualidad, obtuvo permiso legal de un juez en Brasil para masturbarse durante horas de trabajo.La enfermedad que padece esta mujer la obliga a recurrir a las masturbación como un antídoto conductual para combatir su desequilibrio químico, al menos 18 veces al día aunque ha confesado que en ocasiones ha llegado a hacerlo hasta 47 veces en menos de 24 horas.“Me ponía tan mal que en ocasiones me masturbaba hasta 47 veces al día, y fue ahí cuando decidí pedir ayuda. Sabía que mi caso no era normal”, señaló Ana, quien se dio cuenta que el masturbarse le ayudaba a sentir un momentáneo alivio ante su desbordado estrés.Hace unas semanas finalmente ganó el caso y fue autorizada a alcanzar “múltiples orgasmos en la oficina”, e incluso puede hacerlo recurriendo a sesiones de porno en su computadora de trabajo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya en algunas obras especializadas he encontrado que la masturbación es un ejercicio terapeútico y si se practica con algunas técnicas resulta benéfico para despertar algunas funciones síquicas del ser humano

Publicar un comentario