martes, 20 de noviembre de 2012

22.5 millones de multa


Una jueza de EE.UU. ha aprobado que Google deberá pagar a la Comisión Federal del Comercio estadounidense (FTC, sus siglas en inglés) 22,5 millones de dólares (17,6 millones de euros) por el caso del espionaje a usuarios en Safari a través de «cookies». Esta cantidad fue acordada el pasado mes de agosto, convirtiéndose en la multa más elevada impuesta a una única compañía por la FTC.El pasado mes de febrero, Google fue sido acusada de espiar a los usuarios de Safari, el navegador web de Apple. Google utilizó un software que permite monitorizar las actividades de los usuarios, de forma que podrían conseguir datos útiles para el envío de publicidad. Sin embargo, el gigante de internet aseguró que utilizó una conocidafuncionalidad de Safari pero siempre «con el consentimiento de los usuarios» y que las «cookies» «no recababan información personal».

No hay comentarios:

Publicar un comentario