miércoles, 31 de octubre de 2012

50 los muertos por el huracán

La tormenta más devastadora en décadas alteró las rutinas de la Costa Este, al cortar las comunicaciones, alterar el comercio y dejar a millones de personas sin luz. Otros tantos miles huyeron por las inundaciones.Una debilitada Sandy, que pasó de huracán a temible supertormenta, mató al menos a 50 personas, varias aplastadas por la caída de árboles. Y las penurias no terminan. El fenómeno avanzó tierra adentro a través de Pensilvania, lista para encaminarse hacia el oeste de Nueva York para volcar más de sus aguas y probablemente causar más estragos la noche del martes.Dejó detrás a una aturdida e inundada ciudad de Nueva York, una anegada Costa Atlántica y un paisaje lunar de desorden y escombros: desde devastados paseos marítimos hasta masivos sistemas de transporte sumergidos bajo las aguas, además de una alterada campaña presidencial a una semana de los comicios .

No hay comentarios:

Publicar un comentario